¿Necesita una hipoteca 100? Nosotros podemos conseguirlo, tenemos las mejores hipotecas 100 del mercado. Si vive en Sevilla pregunte ahora a nuestros agentes y le informarán sin compromiso.

Bancos y cajas conceden habitualmente hasta el 80% del menor importe entre el valor de tasación y el de compraventa de las viviendas a comprar. Por tanto solo concederán el 80% de la hipoteca.

Hipoteca 100

¿ Quieres conseguir el cien por cien de tu hipoteca ?

Mi banco me dice que no me concede más del 80%

Nosotros podemos conseguirte la hipoteca 100

La tendencia actual de la oferta hipotecaria de las Entidades Bancarias, es conceder un préstamo hipotecario que cubra únicamente el menor valor entre el 80% del precio de la vivienda que vas a adquirir, o bien el 80% del valor de tasación de dicha vivienda.

Veamos un ejemplo:

Pensamos adquirir una vivienda con un valor de tasación de 150.000 €, y cuyo precio es de 100.000 €. Nuestro banco tomará estos dos valores y los comparará de la siguiente manera:

80% del Valor de Tasación:  150.000 € x 80% = 120.000 €

80% del Precio de Compra:  100.000 € x 80% =   80.000 €

Nuestro Banco de toda la vida nos concederá sólo 80.000 € para comprarnos una vivienda cuyo precio es de 100.000 €, por tanto deberemos aportar la diferencia de nuestro bolsillo (20.000 € más gastos de gestión, notaría  e impuestos).

¿Tenemos tanto dinero ahorrado?

Adquirir una vivienda, bien sea de obra nueva o de segunda mano, nos va a comportar unos gastos extra. Deberemos reformarla, amueblarla y decorarla a nuestro gusto. Si todos nuestros ahorros los empleamos en pagar la parte del precio que nuestro Banco no nos concede entonces, ¿cómo vamos a comprar y preparar nuestra vivienda para vivir en ella?.

 La Solución

Con nuestra Hipoteca 100 podrás financiar el 100% del precio de tu nueva vivienda  y, en algunos casos, incluir también en el préstamo los gastos de formalización.  Negociaremos tu caso con las principales Entidades Bancarias del país y te conseguiremos la hipoteca que mejor se adapte a tus necesidades.  No dejes que te arruinen TU sueño de adquirir una vivienda. Calcular hipoteca es sencillo. Solo tienes que utilizar nuestro  simulador hipotecario  y  Solicitarla ya !!!

Pregunta por nuestra Hipoteca 100 ahora

Estudio gratuito. Sin compromiso. No cobramos sin resultados

Lunes a Viernes (10 a 19)

Horario Oficina

Lun a Vie - 10 AM a 19 PM

¿Quiere una Hipoteca 100?

Rellene el formulario de contacto y le llamamos gratis

Déjenos su teléfono y le llamamos

También le atendemos por WhatsApp

whatsapp hipoteca 100

617 917 548

Calcula tu Hipoteca 100

Calculadora Hipotecaria
 

Preguntas frecuentes sobre nuestra Hipoteca 100

Bancos y cajas conceden habitualmente hasta el 80% del menor importe entre el valor de tasación y el de compraventa de las viviendas a comprar.

Nosotros podemos conseguir tu hipoteca 100 % más gastos.

Comprueba tu cuota en nuestro simulador hipotecario.

Un préstamo hipotecario, a diferencia de un préstamo personal, cuenta con la garantía de uno o varios inmuebles. Por tanto, el Banco nos permitirá devolver el importe en un plazo muy superior al de un préstamo personal y a un tipo de interés mucho más bajo. Además, ya que el banco cuenta con esta garantía, nos concederá importes superiores a los que corresponderían a un préstamo personal.

Cada Entidad Financiera tiene su propia política de financiación y establece sus propios criterios a la hora de conceder hipotecas. Por regla general, y según las últimas tendencias del mercado hipotecario, el plazo máximo de amortización será la diferencia entre la edad del mayor de los titulares del préstamo y 75 años, aunque la mayoría de Entidades no suele aceptar plazos superiores a los 35 años. El porcentaje de financiación no suele superar el 80% del valor de tasación del inmueble que aportemos como garantías, aunque en ocasiones se puede superar dicho porcentaje dependiendo de las características económico-laborales de los solicitantes, así como de la posibilidad de que hubiera aval o no.

A la hora de conceder un préstamo hipotecario, los Bancos toman dos valores como referencia; el precio de compra, y el valor de tasación. Como norma general, la mayoría de Entidades concederán como máximo el 80% del menor de estos dos valores. En determinados casos, pueden financiar el 100% de la compra, bien sea aportando una segunda vivienda como garantía, avales, o simplemente porque las circunstancias económico-laborales de los compradores permitan al Banco sobrepasar este 80%.

Para obtener un préstamo hipotecario, el banco deberá antes comprobar tu situación laboral y económica, así como el valor de tasación de la vivienda que deseas adquirir. Para ello necesitará documentación de cada titular con la cual analizar la solvencia. Esta documentación suele ser DNI, nóminas, declaración de IRPF, contrato de trabajo, y vida laboral. Una vez que el Banco apruebe tu solicitud se procederá entonces a tasar la vivienda. El último paso será la firma en notaría de la operación.

Para firmar un préstamo hipotecario con todas las garantías habremos de tener en cuenta varios aspectos. El principal será el tipo de interés que efectivamente se nos aplicará. Este tipo de interés viene de sumarle al EURIBOR (que es el índice de referencia usado por los Bancos) un diferencial. Contra menor sea este diferencial menor será nuestra cuota mensual. Otro aspecto a tener en cuenta será el plazo de amortización, puesto que contra mayor sea, menos pagaremos al mes, aunque a la larga se pagará más dinero en intereses. También deberemos prestar especial atención a los seguros obligatorios (seguro de hogar). Otros aspectos a considerar serán los intereses de amortización parcial o total si los hubiera, las vinculaciones ( domiciliar nóminas, usar tarjetas de crédito, etc.) y la incorporación o no de avalistas.

Los requisitos principales para poder acceder a una hipoteca serán los que establezca el Banco, y se corresponden a los criterios de capacidad de pago y solvencia de los solicitantes. Además, el valor tasado de la vivienda deberá ser el suficiente para que sirva de garantía de nuestro préstamo. Además, y como complemento a estos dos requisitos, el Banco podrá establecer la necesidad de contratar con ellos los seguros obligatorios (seguro de hogar) y seguros accesorios ( protección de pagos, etc.), así como la domiciliación de nóminas, uso de tarjetas de crédito, contratación de planes de pensiones, etc.

Según la legislación vigente, el único seguro obligatorio es el seguro de hogar, que cubre incendios, explosión, riesgos naturales, etc. Normalmente, los bancos suelen exigir además un seguro de vida, y en determinados casos, un seguro de protección de pagos, que cubre un número determinados de meses de cuota en caso de desempleo. Como complemento a estos seguros, los Bancos pueden bonificar el tipo de interés de tu hipoteca si contratas con ellos planes de pensiones, fondos de inversión, etc.

Generalmente la tasación de una vivienda que sirva de garantía de un préstamo hipotecario se encarga cuando la solicitud ya ha sido aprobada por parte del Banco. De esta forma se evita hacer incurrir en gastos a los solicitantes sin saber o no si su operación será viable. Esta tasación deberá ser realizada por una sociedad de tasación homologada por el Banco de España y tendrá un periodo de validez de 6 meses. El banco aceptará tasaciones de cualquiera de estas sociedades de tasación.

No tendremos ningún tipo de problemas si deseamos amortizar anticipadamente nuestro préstamo hipotecario, ya sea de manera total o parcial. Antes de hacerlo deberemos tener en cuenta los costes que esto supone, puesto que en la escritura de constitución de hipoteca el Banco recogerá si existen algún tipo de comisión por dichas amortizaciones. Normalmente sólo suelen tener coste durante los 5 primeros años, y varían entre el 0,25% para cancelaciones parciales y el 1% para cancelaciones totales. También podemos amortizar parte del préstamo, pero en lugar de recalcular la cuota y pagar menos los siguientes meses, tendremos la posibilidad de elegir que nos acorten los años del préstamo, con lo que, pagaremos lo mismo que antes de la amortización parcial, pero logramos que disminuya el tiempo que estaremos pagando.

¿Cómo sabré si puedo afrontar las cuotas de la hipoteca 100?

Utilice nuestra calculadora de hipoteca 100  para calcular  la cuota hipotecaria. De esta manera podrá saber si puede afrontar las cuotas mensuales de nuestro préstamo hipotecario. Aún así, los criterios  en los que los bancos se fijarán para poder concedernos el préstamo hipotecario son los siguientes:

  • Ahorros suficientes: adquirir una vivienda hoy en día supone un importante desembolso en lo que se refiere a gastos, impuestos, gestión, etc. Los Bancos por regla general conceden el 80% del precio de venta, o del valor de tasación de la vivienda, por tanto, el resto deberemos aportarlo nosotros. Supone pues una cantidad significativa con la que deberemos contar a la hora de comprar una vivienda.
  • Ingresos elevados: los bancos, siguiendo las indicaciones del Banco de España, para concedernos una hipoteca calculan que la cuota mensual del préstamo hipotecario no sea superior al 35 % de los ingresos de los titulares. Si la cuota superara este umbral, correríamos un riesgo de impago muy elevado, ante cualquier eventualidad. En este caso, los Bancos nos pedirán reforzar la operación, bien sea con avalistas, o con segundas garantías.
  • Estabilidad laboral: es una de las mayores garantías para poder pagar la hipoteca junto con unos ingresos elevados. Tener estabilidad laboral supone contar con unos ingresos fijos mensuales con los que poder hacer frente al pago de la cuota de la hipoteca, y de cubrir los demás gastos de nuestras necesidades básicas.
  • Avales: al igual que es más probable contratar una hipoteca en pareja antes que si la contratamos solos, dado la doble garantía de la que dispone el banco, disponer de personas que nos avalen puede ser un requisito indispensable para que cualquier Banco nos conceda un préstamo hipotecario. Sin embargo, es importante tener claro que la persona que avala tendrá la misma responsabilidad que los titulares del préstamo en caso de impago por parte de éstos últimos.
  • No haber fallado en ningún pago de otros préstamos o hipotecas y, sobre todo, no figurar en un fichero de morosos como ASNEF o RAI. Si tenemos algún tipo de impago será imposible que el banco confíe en nosotros a la hora de financiarnos. Además, también es indispensable no tener un alto nivel de endeudamiento (pagar otros préstamos, tarjetas, etc.) puesto que esto supone que ya tenemos comprometidos parte de nuestros ingresos mensuales.

¿Cuáles son los gastos de compra de una vivienda?

Toda compra de vivienda, ya sea de obra nueva o de segunda mano, lleva aparejados unos gastos que van en proporción del precio de venta, lo que significa que cuanto más alto sea el precio, mayores serán los gastos. Aproximadamente estos gastos suelen rondar el 12% del precio de la vivienda. La tendencia actual en el sector bancario es conceder hipotecas hasta un importe máximo del 80% del precio de venta, o del 80% del valor de tasación del inmueble, según cuál sea menor. Esto supone para un comprador tener que hacer frente a los gastos y al 20% restante del precio. En Hipoteca 100 trabajamos por conseguirle el 100% en las mejores condiciones. Estos son los gastos propios de cualquier compraventa de inmuebles:

1. Impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP)

Es el impuesto que se paga cuando se adquiere una vivienda de segunda mano. En Andalucía el tipo impositivo de este impuesto  se encuentra en el 8% sobre el precio de venta (para compras hasta 400.000 €).

Existe una bonificación en este impuesto, mediante la cual el tipo impositivo pasa a ser  el 3,5% si se cumplen los siguientes requisitos:

  •        El precio de la compra debe inferior a 130.000 €.
  •        La vivienda debe destinarse a la residencia habitual del comprador.
  •        El comprador debe ser menor de 35 años.

 

2. El Impuesto sobre el Valor Añadido (I.V.A.)

Es el impuesto que se paga cuando se compra una vivienda de obra nueva, es decir de primera transmisión. Actualmente el tipo impositivo de este impuesto es del 10%. Si se trata de viviendas de protección oficial (VPO) el tipo  se reduce al 4%. En caso de que adquieras una vivienda de obra nueva, has de pagar al vendedor el precio de venta más el IVA, y será este el que se encargue de liquidar el impuesto en Hacienda.

3. Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (A.J.D.)

Este impuesto solo se paga en la compra de viviendas nuevas que lleven IVA. Actualmente en Andalucía, el tipo impositivo de este impuesto es del 1,5% del precio de venta. Hay  una reducción de este tipo al 0,3% en los casos de compra de viviendas de protección oficial (VPO), o cuando la compra es inferior a 130.000 € y el comprador en menor de 35 años.

4. Notaría

Para poder inscribir un contrato de compraventa de bienes inmuebles en el registro de la Propiedad, éste deberá haber sido otorgado o firmado ante un notario. El coste de este servicio está regulado por normativa y depende directamente del precio de venta que incluyamos en el contrato, aunque puede incrementarse por otros factores como el número de páginas que tenga la escritura, el número de copias, etc. Los notarios cobran un arancel fijo, por lo que todos los notarios de Andalucía cobran lo mismo. Según el precio medio de la venta de viviendas, el coste de la notaría suele rondar los 700 euros.

 

5. Registro de la propiedad

Un vez firmada la escritura de compra-venta, la notaría se encarga rápidamente de mandar la información de forma telemática al Registro de la Propiedad, para que se inscriba cuanto antes quien es el nuevo propietario de la vivienda.

Estos costes también están regulados  por normativa, y dependen del precio de compra. Suele rondar los 390 euros.

6. Gestoría

Lo más habitual es que todas estas gestiones de pagar los impuestos en Hacienda, la inscripción en el Registro de la Propiedad y el pago de la notaría lo realice una gestoría. Si estás comprando una vivienda a través de un préstamo hipotecario, estos trámites los realizará la gestoría del banco. En este casos, se realiza lo que se denomina una “provisión de fondos”, que es dejar un dinero a cuenta para que la gestoría sea la que se encargue de liquidar cada impuesto y de abonar los servicios de la notaría y del registro de la propiedad. Por estos servicios, las gestorías suelen cobrar unos 300 €.

 

¿Quién paga los gastos de compra de una vivienda?

Si se incluye la cláusula "según Ley" el vendedor pagará los gastos de cancelación de las cargas pendientes, la plusvalía y la mayor parte de la escritura (la matriz u original), mientras que el comprador pagará la otra parte de la escritura (copias), los gastos de inscripción registral y, según proceda, el IVA o el impuesto de transmisiones patrimoniales. No obstante, si la compra es entre particulares, se puede pactar cualquier tipo de reparto de los gastos.

Es muy habitual pactar que los gastos de compra de vivienda sean pagados en su totalidad por el comprador, y que el vendedor satisfaga los gastos necesarios para realizar correctamente la compra-venta (cancelación de hipoteca o cargas, plusvalía…).

Otras opciones que te recomendamos

Te Puede Cambiar La Vida. Reduce tu Deuda. Informate ¡Llama ahora!

REUNIFICA TUS DEUDAS

Reduce tu pago mensual unificando deudas

¿No llega a fin de mes?

Si tiene una hipoteca, préstamos personales, tarjetas de crédito, etc., ahora puede agrupar todos sus préstamos y pagos y ahorrar hasta un 60 % mensual de media.

Contacte con un asesor financiero de Hipoteca 100 y reunifique sus préstamos y demás obligaciones en un solo pago y viva con mas tranquilidad.

Top