¿Quieres reunificar deudas?

Reunificar deudas ahora es sencillo con nuestra solución. Pague menos y viva más desahogado gracias a hipoteca 100. Pregunte sin compromiso y empiece a vivir sin agobios económicos.

¿No llegas a fin de mes con tus préstamos?

  • Reunificar deudas en una sola cuota
  • Paga menos cada mes con menor interés y mayor plazo
  • Calcula tus cuotas con nuestra simulador hipotecario

Calcula tu cuota al reunificar deudas

Calculadora Hipotecaria
 

También le atendemos por WhatsApp

whatsapp hipoteca 100

Pincha para INICIAR CHAT

Se me acumulan las letras a final de mes

¿Que puedo hacer? Reunificar deudas es tu solución

Si ya estás pagando tu hipoteca y además pagas el coche, las tarjetas de crédito o algún préstamo personal más, llegar a fin de mes puede ser un auténtico tormento. Y encima tu Banco no te ofrece ninguna solución.

¿Cuales son las soluciones que ofrecemos?

Cuando José Luis nos explicó su caso estaba a punto de malvender su casa y librarse así de todas sus deudas. Pagaba al mes 650 € de hipoteca, 125 € del coche y 235 € de tarjetas y préstamos. En total pagaba al mes 1.050 €, lo que suponía más del 50% de sus ingresos mensuales. Después de contactar con nosotros y facilitarnos toda la documentación necesaria,  logramos reunificar todas sus deudas en un solo préstamo hipotecario y pasó de pagar al mes 1.050 € a pagar SÓLO 375 € al mes.

Pregunta como puedes reunificar deudas ahora

Estudio gratuito. Sin compromiso. No cobramos sin resultados

Lunes a Viernes (10 a 19)

Horario Oficina

Lun a Vie - 10 AM a 19 PM

Reunificando deudas ...

... Podrás ahorrarte hasta un 70% al mes en todas tus letras. Negociaremos tu caso con las principales Entidades Bancarias del país y te conseguiremos la hipoteca que mejor se adapte a tus necesidades.  No dejes que los préstamos te quiten el sueño. Solicítala ya !!!

¿Cómo Trabajamos?

Nuestro sistema de trabajo nos permitirá reunificar deudas en las mejores condiciones del mercado. Una vez que hayas consultado tu caso con Hipoteca 100, enviaremos tu solicitud en menos de 48 horas a todas las Entidades Bancarias con las que colaboramos. Cuando tengamos la autorización de estas Entidades contactaremos contigo para reunir la documentación necesaria para tramitar tu hipoteca de manera formal. Negociaremos con cada Banco las mejores condiciones para ti, y te ofreceremos la hipoteca a tu medida. Para asegurarnos de que recibes un asesoramiento integral, nosotros mismos te acompañaremos al Banco y lograremos que todas tus dudas queden resueltas antes de la firma en notaría. Utiliza nuestro simulador hipotecario para calcular tu hipoteca y empezaremos a trabajar por ti siguiendo estos 4 pasos:

Tu satisfacción es nuestro objetivo

Al reunificar deudas unes en un préstamo varias deudas de una persona (hipoteca, letra del coche, préstamos personales, gastos de la tarjeta de crédito...) para reducir la cuota mensual.

Calcula tu hipoteca y ahorra hasta un 80% en tu cuota mensual.

¿Cómo sabré si puedo afrontar las cuotas de la reunificación de deudas?

Utilizar nuestro simulador hipotecario para calcular  la cuota resultante de la reunificación de deudas es la mejor manera posible de saber si podremos afrontar las cuotas mensuales de nuestro préstamo hipotecario. Aún así, los criterios  en los que los bancos se fijarán para poder concedernos la reunificación de deudas de nuestro préstamo hipotecario son los siguientes:

  • Ahorros suficientes: adquirir una vivienda hoy en día supone un importante desembolso en lo que se refiere a gastos, impuestos, gestión, etc. Los Bancos por regla general conceden el 80% del precio de venta, o del valor de tasación de la vivienda, por tanto, el resto deberemos aportarlo nosotros. Supone pues una cantidad significativa con la que deberemos contar a la hora de comprar una vivienda.
  • Ingresos elevados: los bancos, siguiendo las indicaciones del Banco de España, para concedernos una hipoteca calculan que la cuota mensual del préstamo hipotecario no sea superior al 35 % de los ingresos de los titulares. Si la cuota superara este umbral, correríamos un riesgo de impago muy elevado, ante cualquier eventualidad. En este caso, los Bancos nos pedirán reforzar la operación, bien sea con avalistas, o con segundas garantías.
  • Estabilidad laboral: es una de las mayores garantías para poder pagar la hipoteca junto con unos ingresos elevados. Tener estabilidad laboral supone contar con unos ingresos fijos mensuales con los que poder hacer frente al pago de la cuota de la hipoteca, y de cubrir los demás gastos de nuestras necesidades básicas.
  • Avales: al igual que es más probable contratar una hipoteca en pareja antes que si la contratamos solos, dado la doble garantía de la que dispone el banco, disponer de personas que nos avalen puede ser un requisito indispensable para que cualquier Banco nos conceda un préstamo hipotecario. Sin embargo, es importante tener claro que la persona que avala tendrá la misma responsabilidad que los titulares del préstamo en caso de impago por parte de éstos últimos.
  • No haber fallado en ningún pago de otros préstamos o hipotecas y, sobre todo, no figurar en un fichero de morosos como ASNEF o RAI. Si tenemos algún tipo de impago será imposible que el banco confíe en nosotros a la hora de financiarnos. Además, también es indispensable no tener un alto nivel de endeudamiento (pagar otros préstamos, tarjetas, etc.) puesto que esto supone que ya tenemos comprometidos parte de nuestros ingresos mensuales.

Preguntas frecuentes sobre reunificación de  deudas

Reunificar deudas consiste en agrupar en un solo préstamo varias deudas de uno o varios deudores, por ejemplo, la hipoteca, el coche, un préstamo personal, las compras efectuadas con tarjetas de crédito, etc., con el fin de pagar una cuota mensual menor.

El procedimiento para reunificar deudas consiste en solicitar en una Entidad Financiera un préstamo con el cual cancelar todas las deudas que tengamos en vigor. Por tanto, este nuevo préstamo habrá de ser igual a la suma de todos los préstamos anteriores. Al hacerlo a través de un préstamo hipotecario conseguimos aumentar el plazo de amortización y disminuir el tipo de interés, con lo que lograremos un importante ahorro mensual.

Los diferentes gastos a tener en cuenta al realizar una reunificación de deudas son los siguientes:

  1. Los gastos de cancelación de todos los préstamos que vamos a reunificar (hipoteca, préstamos personales, tarjetas, etc.).
  2. Los gastos de constitución de la nueva hipoteca (notaría, registro y gestión).
  3. Tasación de la vivienda o viviendas que vayamos a aportar como garantía del préstamo hipotecario.

Todos estos gastos, si se cumplen determinados requisitos establecidos por la Entidad Financiera, podrían incluirse en el nuevo préstamo hipotecario.

En principio los Bancos suelen tener unos criterios similares a cualquier otro tipo de hipoteca. Generalmente deberemos tener unos ingresos mensuales suficientes para hacer frente al pago de la nueva cuota. Además, el importe de la hipoteca con la que reunifiquemos nuestras deudas, no deberá superar el 80% del valor de la vivienda que aportemos como garantía. En caso de que esto ocurriera, siempre podremos añadir más viviendas como garantía.

Reunificar deudas tienes sus aspectos positivos y negativos.

  1. Ventajas:
  2. Ahorras al pagar una sola cuota que es menor que la suma de todas las cuotas que reunificaste.
  3. Se paga un interés menor, ya que en los préstamos hipotecarios, el tipo de interés aplicado es notablemente menor que el de los préstamos personales que has reunificado.
  4. Puedes elegir el plazo de amortización, y así pagar menos contra mayor sea dicho plazo.
  5. Inconvenientes:
  6. Al incrementarse el plazo de amortización, acabaremos pagando más intereses.
  7. Pagaremos más gastos de cancelación, constitución, etc.

El Banco que haga nuestra reunificación de deudas nos concederá un importe total que será la suma de todos los préstamos que deseemos agrupar. De este modo lograremos un plazo de amortización más largo a un tipo de interés más bajo. Conseguiremos, por tanto, pagar una cuota menor cada mes. Para formalizarlo, el Banco estudiará nuestra situación económico-laboral para comprobar que podremos hacer frente a la nueva cuota.

Las obligaciones que contraeré una vez reunifique mis deudas serán las propias de cualquier préstamo. Deberé hacer frente mensualmente al pago de la cuota y a contratar de forma anual los seguros obligatorios que conlleva un préstamo hipotecario.

Ningún Banco nos concederá ningún tipo de préstamo si estamos incluidos en cualquiera de estos registros de morosidad. La solución en estos casos pasa por abonar la deuda que originó la inclusión en estos registros para poder salir de ellos, y luego tramitar la operación con el Banco normalmente. Otra solución sería la de recurrir a empresas especializadas en conceder préstamos para estos casos, pero su coste es muy elevado.

En principio no será necesario. Si nuestra capacidad de pago es la adecuada para afrontar la cuota mensual y el valor de nuestra vivienda es el suficiente para cubrir la garantía del préstamo no será necesario incluir ningún tipo de aval. Si no cumpliéramos con los criterios establecidos por el Banco, entonces será necesario incluir avales, aunque a veces, basta con aportar una segunda garantía para reforzar la operación, sin necesidad de incluir a familiares como aval.

Paga todas las deudas a un precio reducido, durante un período más largo ...

Reunifica deudas y vive más feliz

Pregunta a nuestros asesores sin compromiso y gratuitamente

Tenemos todas las respuestas sobre tu reunificación

¿Qué gastos tiene reunificar deudas?

Reunificar deudas consiste en reunir en un solo préstamo o crédito (generalmente un préstamo hipotecario) todas las deudas que tienes, como puede ser una hipoteca, un coche, tarjetas de crédito, préstamos personales, etc. Con ello conseguirás una cuota menor al mes, aunque aumentarás el plazo de devolución.  Utiliza nuestro simulador hipotecario para calcular hipoteca y plantéanos tu caso. Lograremos reunificar deudas para que llegues a fin de mes sin más sobresaltos.

 

Cómo se formaliza la reunificación de deudas

Para formalizar una reunificación de deudas se cancelan todos los créditos o préstamos existentes y se contrata uno nuevo, que generalmente será un préstamo hipotecario. Es nuevo préstamo tendrá el mismo importe que la suma de los créditos cancelados, un mayor plazo de amortización y un tipo de interés más bajo. Por lo tanto, consigues pagar cuotas mensuales menores aunque la deuda dura más tiempo y pagas más intereses. Este el punto más negativo de reunificación de deudas.

Gastos de una reunificación de deudas

Una reunificación de deudas tiene varios gastos asociados. Por ello, para saber si te interesa pedirla, debes tener muy claros cuáles son dichos gastos, y si la nueva cuota va a suponer un ahorro considerable a fin de mes. Si la reunificación de deudas se basa en contratar o ampliar un préstamo hipotecario, los gastos principales son:

  • La tasación de la vivienda.
  • Los gastos derivados de cancelar la hipoteca anterior y las comisiones de cancelación del resto de préstamos.
  • Los gastos de contratación de la nueva hipoteca son:
    • La comisión de apertura: Varía entre un 0,5% y un 1% del importe total, aunque nosotros lucharemos por que sean el 0%.
    • Los gastos del notario.
    • El impuesto de actos jurídicos documentados: Es un 0,5% del importe total, es decir la cantidad del crédito más los intereses y los gastos.
    • Gastos de gestión: Una vez contratada o modificada la hipoteca hay que presentarla en Hacienda y pagar el impuesto correspondiente y después registrarla en el Registro de la propiedad, que también conlleva un coste.

Sin embargo, aunque esos sean los gastos al contratar el préstamo no debes olvidar otras comisiones que puede que tengas que pagar durante la duración del mismo. Son:

  • Comisión por amortización parcial: La comisión de amortización anticipada no puede ser superior al 3% para las operaciones a interés fijo ni al 1,5% en el caso de las de interés variable. Dependiendo del banco, podrá ser incluso del 0%.
  • Comisión por cancelación anticipada: Si cancelas el préstamo antes de su finalización tienes que pagar esta comisión que tiene los mismos límites que la comisión por amortización parcial. Suele ser del 1%.

Ventajas y desventajas de la reunificación de deudas

Hay que tener muy presentes ambas para decidir con toda la información posible si realizar o no una reunificación de deudas.

Las ventajas de una reunificación de deudas son:

  • La cuota mensual a pagar siempre es más baja que la suma de las cuotas de todas tus deudas anteriores. Esto te permite un importante ahorro y llegar a final de mes en mejores condiciones económicas.
  • El tipo de interés a pagar es más bajo, sobre todo si se realiza la reunificación de deudas a través de una nueva hipoteca.
  • Puedes elegir el plazo de amortización de la reunificación de deudas. De esta manera puedes reducir la cuota mensual a pagar sin pagar excesivos intereses de más.

Las desventajas de la reunificación de deudas son:

  • Al alargar la duración del préstamo acabas pagando más intereses que si no hicieras una reunificación de deudas.
  • Pagas más comisiones. Como hemos visto en la sección de gastos de una reunificación de deudas, en todos los casos tienes que pagar muchas más comisiones que son gastos añadidos.
  • La deuda final a pagar es mucho mayor que la inicial, al acabar pagando una mayor cantidad de intereses.

Otras opciones que te recomendamos

Necesitas una hipoteca al 100 %. Informate ¡Llama ahora!

Hipoteca al 100 por cien

Compra tu casa y consigue el 100% de tu hipoteca

¿Necesitas una hipoteca al 100 por cien?

Si quieres conseguir una hipoteca al 100 por cien sin gastos. Ponte en contacto con nosotros.

Contacte con un asesor financiero de Hipoteca 100 y le asesoramos sobre la manera de lograrlo, sin resultados no cobramos. Estudio y análisis gratuitos.

Top